Cómo empezar en la experiencia de cliente (CX) sin gastar dinero :

Cómo empezar en la experiencia de cliente (CX) sin gastar dinero :

Está claro que para tener una experiencia de cliente potente hay que gastar dinero, pero también hay que decir que depende del tamaño de la empresa y para empezar hay muchas pequeñas acciones que nos pueden ayudar a arrancar. 

Answer the public https://answerthepublic.com/ nos ayudará a saber qué están buscando los usuarios sobre un tema o sector en concreto. Veremos qué dudas tienen y qué quieren saber. Esto nos puede ayudar a generar contenido de valor para nuestra comunidad, a ver sus preocupaciones y así tenerlo en cuenta en nuestra estrategia de venta y además nos dará muchos insights que quizá no estamos teniendo en cuenta. 

Preguntar, preguntar y preguntar… es la clave para ir viendo la evolución de nuestro servicio o el feedback sobre nuestros productos. Hay muchas formas de hacerlo pero entre ellas tenemos estas dos: 

Encuestas: Tenemos decenas de herramientas gratuitas para hacer encuestas por email marketing. Algunas de ellas: Google Forms, Survey Monkey, Survio… Recuerda que esto lo puedes usar tanto para ver la satisfacción de potenciales clientes, clientes actuales e incluso la motivación actual de tu equipo, importantísimo para que la CX en general de la empresa sea la mejor. 

Social Media: Las redes sociales nos dan posibilidades de preguntar y saber qué quiere o qué busca nuestro cliente. Las cajitas de instagram, las encuestas en linkedin, en facebook en twitter… Aprovechad esas posibilidades que nos dan las redes para escuchar y luego “hacer”. 

Whatsapp: Hay muchas formas profesionales de usar whatsapp en nuestro negocio que veremos en otros episodios ya que da para mucho pero podemos empezar poniendo un icono en nuestra web y darle la posibilidad al usuario de conectar por esa vía con nosotros. ¡Funciona!

Ritetag: Cotillea qué hashtags usan los usuarios que hablan de productos como el tuyo para conocerles mejor. 

Está claro que si no  conoces a tu cliente un poco mejor es porque no quieres 🙂 

¡Ánimo! No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. 

Un abrazo